La vida: un master de emociones

Hay días que me hacen  plantearme temas trascendentes. Hoy es uno de esos días. Me pregunto ¿qué es lo que aporta la humanidad al ser humano?.
¿El dinero? No creo. Dale un billete de 50 euros a un niño entre 4 y 7 años sin explicarle lo que es y será un milagro si no decide pintarlo, romperlo o tirarlo al suelo.
¿Quizás la humanidad la proporcionen las ideologías? Bastante improbable. Vete a un poblado africano y trata de explicarle a alguna persona de las que allí viven qué es el liberalismo, el marxismo o cualquiera de estos palabros acabados en ismo. Probablemente pensarán que te ha dado mucho el sol en la cabeza.


¿La formación académica podría ser un indicativo de humanidad? Pues que quieres que te diga, muchos de los grandes responsables de la situación mundial actual han tenido una formación académica tan importante como el tamaño de su ambición.
No creo que ninguno de estos conceptos se acerque a la respuesta. Para mí la humanidad está reflejada en los sentimientos y las emociones.
Lo que sentimos nos acompaña durante toda nuestra vida y aparece muy temprano. El primer encuentro con las emociones se produce cuando abandonamos esa vivienda a gastos pagados conocida como vientre materno. Al nacer pasamos de un lugar con comida gratis, calefacción central y colchón blandito, a un medio hostil donde nos recibe con un cachete en el culo un tío con la cara tapada (quizás para que no le reconozcamos en un futuro). Luego nos lleva junto a su banda de enmascarados a hacernos una serie de pruebas super raras. Por primera vez sentimos miedo.

Luego ese miedo desaparece en el momento en que nos ponen en brazos de nuestra mami, que es la parte de fuera de la casa de la que salimos en busca de aventura. Mama nos abraza y nos hace sentir protegidos. Es entonces cuando sentimos cariño y amor.
Los meses van pasando y experimentamos nuevas emociones:

La alegría y la sorpresa.
¿Dónde están mis padres, donde están mis padres?. ¡¡¡Míralos han vuelto a aparecer!!!!.¡¡¡ Y ahora se vuelven a esconder!!!!. ¡¡¡ y vuelven a aparecer!!!!. ¡¡¡jajajaaja que divertido!!!.

El enfado.
¡¡¡Quiero comer, quiero comer, quiero comer!!!!. ¡¡Que alguien me dé de comer!!! ¡¡¡Me he hecho caca, me he hecho caca!!!! ¡¡¡Que alguien me limpie!!!!.

La tristeza.
¡¡ Estoy solito aquí en la cuna!!!. ¡¡¡Nadie me quiere!!!. ¡¡¡ Buaaaaaaaa!!!.

Celos.
Mama tiene otro inquilino en su barriga. ¡¡Me hace menos caso!!. ¡¡¡No lo soporto!!!.

Esto es un ejemplo de un sinfín de emociones que irán reapareciendo con los días, meses y años. La diferencia es que surgirán en situaciones diferentes y nos mostrarán como vivir y como vivirlas. En cierta forma ser humano es un aprendizaje en el que las emociones son una asignatura de evaluación continua. Lo que sí que tengo claro es que sin ellas el milagro de vivir carecería de profundidad, de sentido y de humanidad. ¿Quién no ha llorado de risa o de pena?, ¿Quién no ha temblado de miedo al tener cerca a su amor platónico?, ¿Quién no se ha sentido defraudado cuando las cosas no han salido como esperaba?. Mucha gente al experimentar estas benditas reacciones se pregunta ¿qué me pasa¿. Siempre respondo lo mismo. Lo único que pasa es que estás vivo y eres humano.

Hay una frase hecha que dice que hay seres humanos que ni sienten ni padecen. Quizás el problema no sea éste, sino que no saben sentir o que no se paran a hacerlo. En mi opinión eso aleja a las personas de su humanidad, porque al fin y al cabo la vida es un máster en emociones (o una especialización constante), en la que algunas personas quieren graduarse con honores y otras andan cerca del analfabetismo.

En mis divagaciones hay veces que me imagino  en el cielo a  las almas antes de bajar  leyendo este anuncio.
¿Quieres ser más humano? ¿Quieres comprender lo que es la vida? Máster CEAC de Emociones y sentimientos. Duración: toda una vida. Precio: el que quieras pagar.
Teléfono de información 678484843. Con Diploma acreditativo firmado por San Miguel al superarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *