Super Gon

Nació un diez de Agosto y su apariencia no hacia presagiar que nos encontráramos ante un superheroe. Su tez era tan pálida que en vez de tomar el sol parecía que tomaba la luna, y sus labios estaban tan hinchados que asemejaban a los de algunas actrices venidas a menos.

Su hermano llego 379 días más tarde. Curiosamente su tez era bastante morena. Era como si el hermano pequeño se hubiera quedado con toda la melanina sanguínea( eso que se quito Michael Jackson para ser blanco).
Desde muy pronto Súper Gon (así es como se llama nuestro héroe) mostró unos dones muy por encima de la media. El pequeño Negrón ( que es como llamaba Gon a su hermano)era el mas consciente de esas capacidades. Negrón fue testigo de la hiper velocidad de Súper Gon cada vez que este le arrebataba el chupete para metérselo en la boca. Pero ahí no se quedaron las habilidades extraordinarias que Negrón observo en su hermano. Con los años Súper Gon descubrió el poder de la protección. Era capaz de dejar dormir a Negrón en su cama cada vez que tenía miedo. También desarrollo el don de la comprensión, cada vez que sonreía y quitaba importancia a los enfados de su pequeño compañero de infancia. Poseía también la capacidad de la sensibilidad, cada vez que le hacia ver a Negrón que había palabras y actos que podían herir a la gente si se hacían sin empatía.

Negrón admiraba a Súper Gon, porque sin ser muy fuerte (en las peleas ganaba Negrón), poseía una serie de poderes que le hacían diferente al resto de la gente y que recibían un nombre: humanidad. Junto a él, Negrón se sentía seguro y aprendió muchas cosas: A parte de ser más comprensivo, amable y cariñoso, Negrón mejoro su sentido del humor y fue más paciente.

Súper Gon por ejmplo, le inventaba novias a Negrón porque le sentaba como una patada en las partes bajas, pero de esa manera le entrenaba en darle menos importancia a las cosas. Pasaron los años y sus caminos se separaron al llegar a la altura de esa etapa oscura del alma llamada adolescencia, en la que se adolece de todo menos de pelos y de granos.

La cosa es que Negrón se encerró en sí mismo, mientras que el heroico Gon expandía superpoderes y deshacía entuertos allí donde hacía falta.
Negrón se sintió solo y decidió emprender un camino interior para llegar a ser un gran superhéroe como su hermano mayor. ¿En qué consistió?. Leyó libros de
autoayuda, realizó cursos de crecimiento personal, consulto a las estrellas y hadas, realizo viajes humanitarios a los confines de la tierra etc etc…

Después de mucho tiempo Negrón se rindió. Había hecho todo lo posible para ser un superheroe como Gon, pero no lo conseguía. Así que un día cansado de poner tanto empeño decidió reencontrarse con SuperGon.
Le descubrió diferente porque ya había otro seres en el mundo que recibían toda la atención de Supergon. Su mujer Ana y su hija Lucia. SuperGon se había transformado en superpapa.
» ¡¡¡Hombre Negron cuanto tiempo!!!!. ¿Qué te cuentas?». Recibió SupeGon a Negron con cariño.
«Pues nada Gon que no consigo ser un héroe como tu y no se que hacer». «¿Un héroe negro? ¿Te quieres parecer a Blade?» Rio con gracia Supergon.

Gon se puso serio y llamo a su hermano por el nombre real.» Javi no quieras ser un héroe porque ya lo eres. Quizás no tengas mis poderes pero tienes muchos otros. Lucia siempre que te ve sonríe y ¿qué prueba mas grande hay que la sonrisa de un niño cuando te mira?». En ese momento la pequeña Lucia miró a su tío con esa sonrisa de admiración y cariño de la que hablaba SuperGon. «Negrón ven por aquí. Quiero que escuches una cosa».

En ese momento SuperGon le puso a Negron la canción de Hércules interpretada por Riki Martin y le dijo cantando una de las estrofas: «¡¡¡Mas allá de toda gloria del orgullo y el valor, del poder de un héroe esta en su corazón!!!!». Aunque el canto no era uno de los poderes de SuperGon, Negrón captó el mensaje: Da igual el tamaño de las hazañas que se hagan si carecen de amor

.
Gon miro a los ojos a Javi y le dijo. «Yo se quién eres y el amor que llevas dentro. Ten el valor de darlo al mundo. !!!Pero por favor nada de uniforme de superheroe con los calzoncillos por fuera!!!.» Ante la broma de Gon ambos rieron con fuerza y se fundieron en un abrazo. Mas tarde y para terminar el día cantaron a dúo la canción de Hércules mientras la diminuta Lucía reía a carcajadas por las súper desafinación de aquellos dos superhombres tan peculiares y tan amorosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *